I.LETRADA.CO | Polifonía de la resistencia | HISTORIA Y LITERATURA: LA BRUJA DE LAS MINAS
Polifonía de la resistencia

HISTORIA Y LITERATURA: LA BRUJA DE LAS MINAS

Por Juanita Olaya Ruiz

La Bruja de las Minas fue el decimocuarto libro escrito por Gregorio Sánchez Gómez. Producido en 1938 y publicado hasta 1947- cinco años después de la muerte del autor-, la novela adentra al lector en el mundo de los socavones mineros de San Juan de Marmato en los primeros treinta años del siglo XX, con un magistral relato en el que se combina un preciso ejercicio sociológico sobre la sociedad marmateña de la época y su intrínseca relación con la minería, la brujería, el misticismo, el cuerpo y la cultura afro-americana.

Gregorio Sánchez Gómez nació en Istmina, Chocó, en 1895; estudió derecho en Bogotá y se trasladó a Cali, donde escribió veinte libros y desempeñó varios cargos en periódicos locales. Debido a su origen istmeño el autor tuvo una estrecha relación con el mundo de la minería y la conquista de este mismo por parte de los terratenientes, y posteriormente por parte de las empresas trasnacionales que entraron al país a principios del siglo XX. Al igual que Istmina, la zona de Marmato vivió un proceso de explotación de sus minerales de las empresas norteamericanas e inglesas; precisamente este asunto es el que Sánchez Gómez narra en La Bruja de las Minas. 

Como bien lo relata el historiador Jairo Henry Arroyo en el prólogo de la más reciente edición de La Bruja de las Minas, la novela de Sánchez Gómez fue escrita gracias al contacto directo con San Juan Marmato. Su estadía en dicho territorio (al parecer como abogado de una empresa minera inglesa) produjo la novela en cuestión, en la que Sánchez Gómez teje una profunda relación entre la historia y la literatura con un relato que enmarca una realidad política, económica y laboral al mismo tiempo que los dramas y tragedias individuales de los personajes desencadenados por esa nueva realidad. 

El acierto del autor al narrar esta historia, que inicia con los niveles económicos y políticos hasta llegar a excavar en el universo emocional de los individuos, no podría ser mayor. Gregorio Sánchez Gómez llega a las más profundas fibras de un problema histórico y sociológico con su relato literario, en el que se desenmascaran los alcances de un proceso de colonización territorial, laboral, económico y corporal. 

El contexto en el que se escribió el libro y en el que se desarrolla la novela tiene tan solo unos años de diferencia. Aparentemente el relato se ubica en los primeros cinco años del siglo XX, para la primera parte del libro, y para la segunda en los años treinta. Ahora bien, el libro fue escrito en 1938, es decir que Sánchez Gómez da cuenta de una realidad de su presente. 

Desde principios del siglo XX la empresas trasnacionales entraron en Colombia con la complacencia del gobierno nacional, pero fue desde 1930 cuando esta incursión se aceleró debido a la proclamación de la ley de sustitución de importaciones, cuyo objetivo principal era la fundación de grandes fabricas en las ciudades. Para este momento Colombia era un país enteramente rural con condiciones materiales insuficientes para alcanzar el desarrollo de una industria. Fue necesaria la concentración de población y de actividades económicas en los centros urbanos, lo cual exigía la expulsión de personas del campo hacia la ciudad, para consolidar un ejercito industrial de trabajadores de reserva; es decir, población obrera sobrante para mantener un gran nivel de actividad y un bajo nivel de salarios. Paralelamente el Estado junto con los latifundistas iniciaron estrategias para la modernización de la producción agraria y minera, con la creación de grandes agroindustrias y la incursión de empresas mineras trasnacionales. En consecuencia, en gran parte de los campos colombianos desapareció la pequeña propiedad campesina y la producción agraria y minera a pequeña escala, para ser reemplazada por monocultivos y explotaciones mineras masivas con tecnologías innovadoras. La llamada modernización de este tipo de producciones tenía como uno de sus objetivos conectar los mercados nacionales con los internacionales, y poner a Colombia en el mapa del marcado mundial como una economía de exportación de bienes primarios. 

Este fue- a grandes rasgos- el contexto en el que Gregorio Sánchez Gómez escribió La Bruja de las Minas, demostrando así sucesos históricos experimentados, y quizás vividos por él mismo, contenidos en un relato literario para exponer magistralmente que la historia tiene múltiples formas de escritura y que esta misma se construye desde el presente. 

Próxima sesión:

Hablaremos de Manuel Zapata Olivella. La invitación es leer cualquiera de sus libros -que son bastantes- para poder discutir entre todos las diferentes facetas y obras del autor.
 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Polifonía de la resistencia
Ana María Trujillo (S)ocióloga Lo mío son las palabras y las imágenes, el poder de contar historias, la tentativa de construir puentes.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :